Inicio » Mitologia/ Mithology » Göbleki Tepe y el templo de Sirio

Göbleki Tepe y el templo de Sirio



Quizás uno de los mayores secretos que aún guardaban las arenas del tiempo se encuentre en Göbleki Tepe. Su extraordinario templo circular pueden contener la clave que conecte a las civilizaciones del Mediterráneo Antiguo con las de Oriente Próximo en un pasado remoto que aún ni siquiera hemos empezado a descubrir.

 

No cabe duda de que la Anatolia turca en tiempos antiguos fue un cruce de caminos para multitud de pueblos. Durante miles de años fue el punto de encuentro entre pueblos que procedían de Europa y los que, a través de Armenia procedían del continente asiático o remontando los dos ríos del Creciente Fértil procedían de la antigua y hoy devastada Mesopotamia. Lo que  no se sabía, aunque habría quien pudiera intuirlo pues en ella se encuentra uno de los poblados paleolíticos más antiguos y mejor conocidos  como es el de Çatal Höyuk que en él pudiera encontrarse quizás la respuesta a una de las grandes preguntas que los arqueólogos y los investigadores vienen haciéndose durante años.

Nadie esperaba de este lugar rocoso e inhóspito algo tan extraordinario como las posibles revelaciones del templo de Göbleki Tepe. Sobre todo por su inusitada antigüedad, lo que lo convierte en el primer lugar sagrado del mundo.

 

Hijo del Neolítico

Hacia el año 10000 a.n.e. el mundo renacía al hielo y al frío de la última glaciación. El ser humano moderno había superado la última gran prueba  climática y como dueño y señor de todos los ecosistemas ya desde hacía siglos entendía el entorno en el que vivía y como dominarlo. El camino hacia la agricultura y el pastoreo estaba trazado, aunque aún quedaban algunos años para que fuera completamente desarrollado. Los primeros poblados, que ya al final del Paleolítico eran  algo más que campamentos estacionales fueron extendiéndose por aquí y por allá, sin poder considerarse por el momento civilización en si misma pero sí un germen de estado que fructificaría quizás uno o dos milenios más tarde.

Estos primeros asentamientos se realizaron en lugares importantes y estratégicos, ya fuera por sus recursos o por su situación geográfica, y sin duda Göbleki Tepe debió de serlo, en el contexto de un cruce de caminos en el cual unos pueblos y otros habían trascurrido durante los duros años de la época glacial.  Quien primero se asentara y controlara este territorio sin  duda adquiriría un lugar de privilegio en esta ruta comercial y de paso.

Así pues los fundadores de esta ciudad, fueran quienes fueran, debieron de adquirir un cierto prestigio y categoría en su tiempo sólo por habitar en este lugar.

Vista de Göbleki Tepe. Fuente: Wikipedia

Vista de Göbleki Tepe. Fuente: Wikipedia

La estrella de la precesión, la estrella perro, Isis triunfante

El final de la era glacial no sólo significó importantes y vitales cambios climatológicos sino una serie de variaciones astronómicas que habían motivado el cambio climático. Una de ellas fue la precesión, el cambio de eje en la rotación de la Tierra que entre la multitud de consecuencias derivadas de ella, y no todas positivas, estaba la oportunidad de contemplar desde nuestro planeta estrellas y constelaciones antes invisibles al ojo humano.

Este, que aún estaba pendiente de superar la fase chamánica y animista de su concepción religiosa, tuvo entonces la oportunidad de contemplar la estrella Sirio, el tercer astro más luminoso de nuestro cielo, y quedó prendado de ella. Quedó tan prendado que motivó que en Göbleki Tepe, cada vez más importante, se construyera el primer gran templo circular de la Historia, con pilares repletos de relieves en los cuales según los recientes estudios determinan un culto hacia Sirio, quizás el culto conocido en algún detalle más antiguo de la Historia y en el cual no se descarta la posibilidad de aparición de sacrificios humanos.

Sirio desde entonces adquirió una gran importancia dentro de la imaginería mítica de muchísimas civilizaciones antiguas en el Mediterráneo antiguo y en el Próximo Oriente, siendo una de las más destacadas sin duda la advocación egipcia hacia ella, que le relacionaba con la gran diosa Isis. Y a la aparición de Sirio – Isis se consagraba cada año en Egipto unas festividades que para algunos constituyen el verdadero origen remoto de nuestras fiestas de Navidad.

Isis alada. Fuente: Wikipedia

Isis alada. Fuente: Wikipedia

¿El principio del fin de un gran enigma?

Pero ese es otro tema. Lo verdaderamente importante es desentrañar que influencia real que Göbleki Tepe, posible civilización de hace 12000 años, y por lo tanto, si no creemos que Tiahuanaco en Bolivia pudiera ser tan antigua, o más, que ella, la primera ciudad presunta civilización de la HIstoria pudo tener en el germen, en la base etnológica de los pueblos que en el futuro constituirian los pueblos sumerios, acadios y egipcios, que tomarían de ella entre otras cosas el citado culto a Sirio.

Poder descubrir esta clave, y por qué en determinada época histórica Göbleki Tepe fue abandonada y oculta en la arena,  sería un gran paso para entender un poco mejor los inicios de nuestra civilización. Por ello creemos que en este lugar puede encontrarse el mayor descubrimiento arqueológico de nuestro tiempo e incluso uno que hiciera pequeño cualquiera de los producidos a lo largo de la historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sigue a @jmpeque

A %d blogueros les gusta esto: