Inicio » Opinion » Algo más que una reflexión, algo más que un lugar

Algo más que una reflexión, algo más que un lugar


A veces apetece desnudar el alma y exhibirla sin complejos mientras tratas de dar a conocer un lugar que para el redactor de este blog resulta especial.

Hay veces que acusamos el cansancio o la frustración de por circunstancias X no poder hacer aquello que nos gustaría hacer. Muchas veces es la falta de dinero, otras la falta de oportunidades y otra la falta de ilusión. Pero otras veces no es el dinero, las oportunidades o la ilusión lo que falta, si no que te encuentras en un territorio en el que muy poca gente valora lo que tú haces, y el gobierno de tu territorio en vez de potenciar el conocimiento o el cariño hacia tu campo de trabajo, lo que hace es buscar salidas fáciles que te complican aún más si cabe tu ya dañada vocación profesional.

El drama de la cultura en España

En un país en el que tradicionalmente y bajo todo tipo de gobierno los ciudadanos sólo nos hemos preocupado por acumular riquezas materiales y a envidiar lo que el vecino poseía apenas hemos tenido tiempo por preguntarnos de dónde venimos, de dónde viene todo esto que llamamos España. Sólo unos pocos bienaventurados (valga el calificativo) hemos tratado de entender qué es la tierra que pisamos y quienes eran aquellos que la pisaron antes que nosotros. Por ello en España se han destruido sitios arqueológicos sin siquiera ser documentados y dados a conocer, perdiendo así más de la mitad de un patrimonio cultural e histórico milenario del que pocos pueblos pueden presumir. Nosotros en cambio lo hemos ninguneado, tratado como un estorbo y destruido. Creando una sociedad condenada a unos sectores de empleo primarios que dan al traste con todo el sistema cuando fallan o decaen en su volumen de beneficios.

No hay turismo histórico a gran escala, y cuando lo hay, se explota sólo en términos locales o autonómicos, tampoco hay una industria que tire del carro cuando todo lo demás falle. Entonces, ¿Qué queda?. Sol y playa. España podría ser mucho más, pero por desgracia sólo es sol y playa, y en los años que vienen y si nada lo remedia, grandes casinos refugio de mafiosos, hampas y trileros.

Una sociedad inerte ante la destrucción de su patrimonio

Una sociedad no inculta pero sí poco diversificada, aprendiz de todo y especialista en nada, que conoce mucho mejor la historia ajena que la de su propio país. No digo nada del provecho que siquiera podrían sacar de conocer la historia ajena pero en este país aprendiz de todo y especialista en nada gran parte de nuestro público se ha centrado en conocer sólo lo más llamativo, olvidando la base y los cimientos de los que parten esas maravillas. Como unos niños nos hemos obsesionado en lo que parece brillante y destaca, cuando en muchas ocasiones, y más si hablamos en términos de conocimiento histórico, lo que parece indigno de atención es lo que tiene mayor importancia.

Por todo ello no sorprende que casi nadie se escandalice de que la nueva Ley de Patrimonio de la Comunidad de Madrid acabe con la prospección preliminar de los terrenos donde se van a efectuar grandes obras, y de que en caso de hallar restos arqueológicos en ellas el jefe de la obra o la empresa que la haya contratado poco menos que puede hacer lo que se le antoje con dichos restos, desde la posesión personal hasta la total destrucción sin comunicar a nadie su existencia.

Lugar de refugio y de ensoñación

En tales situaciones a uno le entran ganas de recluirse y retirarse a uno de aquellos paisajes que conoce, y tomarse un tiempo de reflexión. Pero no a un lugar cualquiera y tampoco a uno demasiado conocido.

Alla por el año 2004 (hablo de memoria así que fácilmente estaré equivocando las fechas) un sábado de madrugada sintonicé la televisión y visualicé un documental que me descubrió uno de los lugares que más me han marcado a lo largo de mi vida como aficionado y aún me sigue marcando como “profesional”.

800px-Algerien_5_0049Pintura rupestres del Tassili. Escena ganadera. Fuente: Wikipedia

El documental en cuestión es “Sáhara Azúl” , dentro de una polémica serie llamada “Planeta Encantado” que presentaba el no menos polémico periodista y ufólogo JJ Benitez. El caso es que ese lugar al que está dedicado ese programa es el Tassili N´Ajjer, en el sur de Argelia. Sus pinturas, grabados y pinturas se cuentan por decenas de miles, recogen gran parte de la historia humana del Paleolítico y el Neolítico en el norte de África y su soledad y la devastación de su paisaje ya hacen de él un lugar evocador.

Quizás una cultura madre del norte de África

Evidentemente y por fortuna he evolucionado mucho y estoy a años luz de las ideas de Benitez, pero tengo que reconocerle el mérito de hacerme entender que la historia del continente africano es mucho más antigua que la que se corresponde con la del Egipto faraónico. y que esta a su vez no se había desarrollado con independencia de lo que había ocurrido en el resto del continente. Algo que quizás por haber sido demasiado selectivo no había sido capaz de ver antes.

Además del hecho de ser una enorme biblioteca rupestre sobre la vida del ser humano en tiempos prehistóricos, en el Tassili uno se encuentra con la maravilla de la naturaleza, de como en este planeta no sólo se han producido épocas de desertización sino también de gran florecimiento como el que hace 12000 años o más permitió a este lugar ser un foco de vida inmenso para toda clase de animales y para, por supuesto, el hombre.

800px-Tassili_rocks

Macizo del Tassili N´Ajjer, Argelia. Fuente: Wikipedia

Por eso, como digo, trasladándose con el pensamiento  a sus soledades uno se  encuentra consigo mismo, con lo que quiere, y también se encuentra quizá con el destino: CUANDO TODO PAREZCA PERDIDO MIRA EN LA INMENSIDAD DEL DESIERTO. ENTIENDE QUE LO QUE AHORA VES VACÍO UN DÍA ESTUVO LLENO DE VIDA Y DE RIQUEZA, Y ASÍ COMO EN LA PROFUNDIDAD DEL SÁHARA EXISTE ALGO COMO EL TASSILI, EN EL FUTURO LLEGARÁ ALGO QUE VUELVA A PERMITIR CRECER LO QUE AHORA HAN MATADO.

Anuncios

1 comentario

  1. Todo un mundo de odiseas para encontrar lugares que, a veces, ni los propios lugareños conocen. No pierda el tiempo en buscarlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sigue a @jmpeque

A %d blogueros les gusta esto: