Inicio » Uncategorized » Poder e Historia

Poder e Historia


Desde antiguo se sabe que “La Historia la escriben los vencedores”. El premio nacional de Historia 2012, Ricardo Gª Cárcel, lo demuestra con su ensayo La herencia del pasado, estudio crítico con el uso del pasado que se hace por parte de las autoridades gobernantes en cada país o región.

Es evidente y siempre ha ocurrido a través de la Historia que el sentimiento colectivo de un pueblo, y es más, toda una nación ha buscado identificarse con un personaje o una suceso para legitimar y privilegiar su posición en el mundo delante de todos los demás pueblos. Lo hicieron todas las culturas y civilizaciones del mundo desde que se tiene memoria escrita de ello.

En los tiempos actuales es el poder el que se ha encargado de reinterpretar y reenseñar la Historia para convertirla en una secuencia progresiva de hechos y acontecimientos cuyo fin más deseable es la situación presente sea esa cual sea.

También ocurre, en España tenemos bastantes casos que lo ilustran perfectamente, que el poder establecido en algunas regiones han buscado justificar, y alimentar, las ansias de autonomía e independencia de varios sectores de su población mediante una enseñanza de la Historia en ocasiones más fundamentada en mitos que en sucesos reales, además de centrar el método educativo básicamente en la región en la cual se encuentre el alumno, mucho más que en la nación o estado al cual pertenecen.

Esto indudablemente crea un sentimiento “patrio” muy fuerte en las futuras generaciones, los adoctrina muy bien para los fines que se persiguen, pero en ningún modo les ayuda a conocer el verdadero pasado, el pasado sin fronteras que sucedió a escala global y de la que ninguna región o estado pudo mantenerse indiferente.

Es un conocimiento parcial que el poder maneja a su antojo y que recluta a miles de partidarios cada generación. Se ha creado una Historia falsa e interesada al servicio del poder que no aporta cultura al individuo para que piense libremente, sino todo lo contrario.

Por eso este premiado ensayo de Gª Cárcel debe ser una llamada de atención para todos los presentes y futuros historiadores y divulgadores, para defender con ahinco su libertad como trabajador y docente y su capacidad para atraer a un público libre y curioso, no a un rebaño de borregos de mentalidad única que sean mansos y fieles a la mano que los dirige.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sigue a @jmpeque

A %d blogueros les gusta esto: