Inicio » Uncategorized » Nunca sacia

Nunca sacia


No soy el único que lo piensa. Egipto nunca sacia

Durante la historia de nuestra especie han aparecido pueblos y culturas fascinantes y espectaculares con un magnífico desarrollo artístico y tecnológico que ha cautivado la atracción de algunos y ha disparado la imaginación de muchos otros.

De entre todas ellas y no por ser probablemente de las más conocidas, Egipto es quizás su mejor representante su paradigma. No es la primera vez que lo digo en mi vida, y muy probablemente tampoco será la última, pero la civilización egipcia, entre aquellos que la  conocemos y hemos empezado a vaciar sus tripas tiene su poco de misterio (no tanto como se cree) y un mucho de esa pasión y esa atracción irresistible, inevitable, envolvente, que nos hace caer, una y otra vez, a revisar su historia, sus personajes, sus edificios, caminos que parecen sobradamente trillados y conocidos pero que, sorprendentemente cada vez que los caminas de nuevo te encuentras con algo que antes no parecía estar allí.

Egipto es una autopista interminable, un pozo amplio y ancho, propio y ajeno, en el cual no se divisa ni el principio ni el final. Y que te descubre día a día lo que ignoras y lo poco que sabes realmente. Y te despierta el hambre. Un hambre para el cual hacen falta varias vidas para llenar.

Un hambre, ahora a título personal, que trataré de explicar  a través de los siguientes artículos en los que informaré de las conferencias a las que he asistido últimamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sigue a @jmpeque

A %d blogueros les gusta esto: