Inicio » Uncategorized » Djebel Djauti, el retablo de Escorpión

Djebel Djauti, el retablo de Escorpión


A medio camino entre Abydos y Nagada, en una meseta desértica olvidada por todo el mundo se encuentra la manifestación artística que puede ser la primera manifestación política de poder en Egipto, concretamente del poder de un rey predinástico cuyo nombre se encuentra a medio camino entre la ficción y realidad: me refiero al rey Escorpión.

La arena del silencio y del olvido

Escorpión, un rey olvidado. Un rey presente en algunos objetos hallados en Abydos e Hieracómpolis cuya existencia nadie se atreve aún a certificar. Un rey que puede ser mucho más importante de lo que en un principio cabría pensar, en bastantes sentidos y que pudo marcar las pautas para el desarrollo no sólo de la unificación del país que concluiría Narmer doscientos años después, sino también del descubrimiento de la escritura, de  la Historia como relato puesto en una sucesión de dibujos  que actuaban también como símbolos y como sonidos, y que representaban la derrota de un enemigo y un desfile triunfal en el que también se inspiraría Narmer para su paleta.

Esta representación pictórica, en el que las figuras aparecen de una forma bastante arcaica y esquemática, fue descubierta por los Darnell en el macizo de Djebel Djauti, como he dicho en el encabezamiento, un lugar situado al sur de Egipto, entre las antiguas ciudades de  Abydos, Nagada e Hieracómpolis, y según sus descubridores cuentan la historia de la unificación del Alto Egipto.

Una historia del 3400 a.C.

La unificación del Alto Egipto… allí desde varios milenios antes la ciudad de Nagada regía los destinos del territorio gracias a su buena disposición geográfica que le permitía controlar el circuito comercial entre el Sur y el Norte a través del Nilo y el Este y el Oeste por los desfiladeros de los desiertos. Su dios patrimonial era Seth

Siglos después dos ciudades entraron en competencia con ella. Abydos e Hieracómpolis. Abydos fue desde su fundación un lugar sagrado ya que se consideró el lugar donde Osiris fue enterrado mientras que Hieracómpolis era una fortaleza militar y religiosa consagrada al dios Horus. Era cuestión de  tiempo que ambas ciudades de dioses  patrimoniales compatibles se aliaran para derrotar al enemigo común.  Y así lo hicieron bajo el gobierno de un rey denominado Escorpión.

Este Escorpión se  puso al frente de los ejércitos de ambas ciudades y en una astuta maniobra que consistió en llegar hasta Nagada a través del desfiladero de Djebel Djauti y no desde el Nilo que era  donde le esperaba el ejército enemigo. Conquistó la ciudad con poco esfuerzo y logró así unificar el Alto Egipto, lo que para entonces era el núcleo del país, ya que la zona norte, el Bajo Egipto, era  un territorio más pobre donde vivían comunidades más dispersas.

Quién controlaba el Sur controlaba de facto el país, aunque realmente no lo pareciera. De hecho parece ser que  no hubo ocupación militar ni invasión poblacional, y que existió una especie de status quo en el cual el Norte vivió con la ficción de una independencia que realmente no poseía hasta que Narmer decidió cortar por lo sano y acabar con esa situación que quizás llegó a parecerle molesta.

Por  lo tanto, actualmente los arqueólogos consideran que fue Escorpión quien inició realmente el proceso de unificación aunque fuera otro quien lo completara. Los límites en la Historia a veces son ligeros, y muchas veces ha ocurrido que los méritos se otorgan a quien puso la última  piedra, en vez de a quien realizó los planos. Pero cuanto más se estudie el proceso, mejor  entenderemos qué fue lo que ocurrió en realidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sigue a @jmpeque

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: