Inicio » Uncategorized » Mi articulario. La reina de la mala suerte (I)

Mi articulario. La reina de la mala suerte (I)


José Manuel Peque Martínez

La reina de la mala suerte/ Cleopatra

Cleopatra VII, esa figura que es estereotipo de lo único que quizás no fue, belleza. Difícil que fuera bella si como nos  comentan las fuentes clásicas tenía la nariz de su padre, el cual la había heredado,por rasgo genético y por el tema de la endogamia, de toda la familia de los Ptolomeos que reinaron antes que él.

Cleopatra VII, reina del Alto y el Bajo Egipto, fue ante todo y sobre todo una muchacha culta y asustada que buscaba una salvación para su reino y para si misma, metida de lleno en una guerra encabezada por sus propios hermanos y que hacía tambalearse el trono que su tatatarabuelo había inaugurado en Egipto hacía tres siglos. Por ello Cleopatra fue la reina de  la mala suerte.

La hijastra del flautista

Fue difícil la vida de Cleopatra, y lo fue desde el principio. Hija no legal ( osease casi bastarda) de Ptolomeo Auletes, uno de los más decadentes y menos  capacitados Lágidas de Egipto, cuya mayor preocupación era la música y la vida cortesana. Enfrentada ya por este hecho a sus hermanos con quienes jamás tuvo la menor relación cordial, pese a verse obligada, por tradición, a casarse con su hermano para poder heredar el trono de Sóter.  Un matrimonio que  no sirvió de nada ya que fue rápidamente defenestrada y exiliada, recibiendo de su hermana Arsínoe el mayor insulto que una mujer podía recibir en el Egipto ptolemaico: “Hija de una cucaracha, sangre de nadie”

La mujer sin patria

 Cuesta imaginar la tristeza que Cleopatra debió sentir en este tiempo, ya que, al contrario de la gran mayoría de sus  parientes y de los reyes de su familia  que  la antecedieron, ella había mostrado un interés real por  la cultura de su pueblo, personificándose en muchas ocasiones con la diosa Isis. Salió de Alejandría con mucha más  frecuencia que lo que cualquier Ptolomeo lo hiciera y el pueblo realmente admiraba a la desgarbada joven cuya voz y cultura eran sorprendentes y cautivadoras.

En fin a esta  mujer  triste por el exilio, a esta  mujer sin patria, sería a la  que conocería Julio César.

El héroe salvador

Cuando Julio César llegó a Alejandría iba con unas intenciones bastante claras, pero por si acaso aún en el fondo de su corazón albergaba alguna duda, la torpeza de la corte ptolemaica al servirle en bandeja la cabeza de Pompeyo pensando que le halagaría le sacó de cualquiera de ellas: Egipto debía de ser convertido o en un reino satélite o en una provincia de la República.

Su indignación no tuvo límites y a punto estuvo de convertir Alejandría en un montón de ruinas ardiendo, pero al enterarse de la situación política del país optó por la vía más cómoda: reconocer a Cleopatra como auténtica heredera del trono y exiliar a sus hermanos.

A la vuelta a su patria Cleopatra no podía dejar de sentir admiración por aquel hombre bastante mayor que ella que le había repuesto en el trono, y esa admiración se convirtió en una pasión, no exenta de intereses mutuos y planes  políticos muy bien planificados en la mente de la faraona.

Esos planes parecía que iban por el buen puerto cuando quedó embarazada de Cesarión. Pero si esta historia acabara aquí no se llamaría este trabajo “La reina de la mala suerte”, y seguramente la  Historia del Mediterráneo y el Próximo Oriente sería muy diferente de lo que fue, así que en el próximo artículo relataré como Cleopatra, lejos de conseguir aceptación en Roma, sólo consiguió rechazo e insultos, y comos todos sus planes de salvar Egipto y convertir a su hijo en rey de Roma fracasarían, hasta terminar en el triste final que  muchos ya conocen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sigue a @jmpeque

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: