Inicio » Uncategorized » Mi articulario. ¿Cómo pudieron?, quinta parte

Mi articulario. ¿Cómo pudieron?, quinta parte


José Manuel Peque Martínez

¿El hombre actúa en servicio de la religión, o es esta la que actúa en servicio del hombre? En los primeros artículos de esta serie ya hemos apuntalado como el hombre en sus primeros estadios históricos crea y desarrolla una serie de ritos y creencias para intentar provocar que los sucesos climatológicos o de cualquier otra índole jugasen siempre a su favor.

Según va avanzando la historia de la especie humana esto va adaptándose a unas necesidades y un modo de vida cada vez más cambiante y evolucionado.

La precariedad de las creencias animistas

El animismo, la  búsqueda espiritual de la esencia viva de los elementos y las fuerzas  vivas de la naturaleza aún está, en ciertos sectores, aún presente en nuestra sociedad. Como principio de culto y  religión sus dogmas y principios para el hombre de hoy en día pueden resultar inocentes y poco prácticos, pero como todo producto de su tiempo, el animismo sirvió, en sus inicios, para ofrecer o tratar de ofrecer al ser humana una comprensión acerca de todo aquello que le rodeaba y cuya razón desconocía por completo.

Lo misterioso, lo esotérico, hunde sus razones aquí. ¿Qué pudo haber más misterioso para aquellos seres humanos de hace cientos o decenas de miles de años que las oscuras  penumbras de un bosque, o  las frías aguas de un río caudaloso, o que las laderas de una montaña escarpada o la salvaje oquedad de las cavernas? ¿No serían todos estos obstáculos naturales producto de alguna divinidad, y por lo tanto, habría que procurarse su favor para atravesarlos, vadearlos, escalarlos o habitar en ellos?

Por lo tanto el animismo, además de culto, también suponía un hábito necesario y práctico para aquellos que lo practicaban.

En la tierra y en el cielo

El cielo estrellado siempre causó admiración, temor y respeto en el ser humano. También aún lo es hoy en día. Pese al avance de la astronomía y el conocimiento del universo todavía hay personas capaces de creerse cualquier cosa con tal de mantener ese temor místico e infructuoso hacia lo que nos rodea. Pero cada cual puede conservar la  fe que desee.

El cielo siempre fue temido y respetado por la humanidad, y ese temor llevó a la creencia, que después sumerios, egipcios y prehispánicos llevarán en su cosmogonía hasta las últimas consecuencias, de que los actos en la tierra tenían una suerte de efecto imán sobre el universo. El ser humano siempre se ha creido capaz de  establecer un vinculo tácito con el cosmos y sus fuerzas, dado que, como probable única  inteligencia superior al menos en el universo conocido, se consideró siempre descendiente de este, y por lo tanto, también su órfebre y modificador.

Pero la naturaleza del cosmos es algo que no se puede controlar, y por ello cuando algo caía del cielo y producía una catástrofe se consideraba un castigo divino por la sobrerbia humana, o por sus malos actos en la tierra.

Fecundidad y abundancia

Pero si algo preocupaba especialmente a los primeros  humanos era la necesidad de recursos y de disponer de los miembros adecuados para poder mantener al grupo, tribu o clan. La abundancia de estos recursos, y por lo tanto, los factores que posibilitarían un mayor nivel de tasa de natalidad y supervivencia de los neonatos no llegaría hasta el Neolítico, por lo que en las épocas anteriores tenian que suplicar continuamente a la divinidad para que esta fuese bondadosa y proporcionara  los recursos suficientes para que hubiera una alimentación adecuada y un crecimiento estable. Por ello la presencia de las pinturas rupestres y las venus paleo y neolíticas, reclamos de una abundancia y una fertilidad que fue el principio de unas creencias más desarrolladas, y que iremos viendo con el tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sigue a @jmpeque

A %d blogueros les gusta esto: