Inicio » Uncategorized » El problema de la cultura en España

El problema de la cultura en España


José Manuel Peque Martínez

En un país, como tantos otros, que jamás ha sabido valorar la importancia que su patrimonio contiene, y que a nivel social siempre ha considerado la educación en la cultura como una obligación y una carga de futuro incierto, a veces se presentan condiciones y situaciones en las que se llega a una especie de callejón sin salida donde siempre es más fácil echar la culpa de todos los males a otro antes que examinase a sí mismo.

Las reformas educativas en España desde hace mucho años han sido un auténtico desastre que han obrado siempre en detrimento del fomento del interés por la cultura y las consecuencias han sido que en las últimas generaciones el nivel de educación no sólo ha bajado sino que es tan inferior en muchos casos y en muchos aspectos a la media europea que nos equipara con países regidos por dictaduras o poco importantes a nivel internacional, como es el caso de Chipre o Malta.

España que es la cuna de grandes literatos, científicos, filósofos y otros campos científicos de extrema importancia como la medicina, se encuentra en un nivel muy bajo. ¿Cuál ha sido la causa y dónde encontrarla? La respuesta más rápida es en la calle, pero existen otros factores poderosísimos, como la clase política que no saben o no les interesa inculcar una buena formación a la población, o a los medios de comunicación, sobre todo los televisivos, y sin ir más lejos, las propias casas, donde la terrible situación económica actual obliga a los jóvenes a buscar un trabajo, cualquiera, a cualquier precio, desvirtuando incluso su vocación ya que está quizás no le puede otorgar un trabajo en el corto plazo en el que lo necesita.

Nadie se educa si su entorno no es capaz de instruirle en los valores necesarios para que sienta interés, aprecio, y sobre todo valor a aquello que se le está enseñando.  Por ello desde las casas se debe orientar a los futuros adultos de este país que el hacer una carrera es ya en sí un trabajo y que aunque de forma más lenta que a otros quizás, también le proporcionará un trabajo con futuro que le permitirá realizar su vida.  Que lo importante no es llegar rápido, sino buscar lo que uno realmente quiere hacer, y luchar por destacar en ello. Y que el dinero fácil fácilmente se acaba.

También se necesitan profesores que miren por algo más que su cartera. Los profesores no son funcionarios al uso, son educadores. Como tales, su función es la de enseñar, y no sólo eso, sino también lo es el introducir en el alumno los valores y los puntos a favor que le proporcionarán en un futuro todo aquello que se le está enseñando.

La escuela no es un castigo, ni los profesores están para soltar lecciones insulsas sin ningún valor, sino todo lo contrario. Lo que el alumno aprenda en la escuela le servirá para toda su vida. Por ello es tan importante hacerle ver su valor y su importancia.

Si estamos donde estamos es porque ninguna de estas cosas se han hecho o se han sabido hacer hasta ahora. El camino es largo, empinado y arduo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sigue a @jmpeque

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: