Inicio » Uncategorized » Conocer el patrimonio es entender su importancia

Conocer el patrimonio es entender su importancia


José Manuel Peque Martínez

Siguiendo la línea de los post anteriores este artículo sigue en la línea de tratar de ilustrar al lector sobre como un monumento no es sólo una reliquia del pasado que estorba más que contribuye al progreso y desarrollo de la población en que se encuentra.

Ante todo un monumento es un testimonio, una señal de alguien que pobló ese  lugar antes que nosotros. De alguien que, como nosotros, también expresaba lo que sentía, lo que hacía y lo que necesitaba en sus obras.

Sólo por ser esa expresión de un sentimiento humano, ya lo queramos  aplicar a la política, a la religión o a cualquier otro campo que se nos antoje, ya merece un respeto, por muy antiguo que nos parezca, por muy en desuso que nos parezcan sus principios. Hemos de ser conscientes que nada ni nadie es eterno y por lo tanto tan anticuados son esas creencias y principios  como lo serán los nuestros dentro de dos o tres siglos, si es que ya no lo son en estos tiempos convulsos que padecemos.

Pero merecen ser recordados y valorados, y no me refiero sólo a una cuestión erudita ni estética, sino que el propio conocimiento y valoración positiva de nuestro pasado sólo puede repercutir en ganancias, si sabemos como sacar provecho a ese regalo que nuestros antepasados nos dejaron.

Si la gente del lugar donde se encuentra un monumento antiguo, sea de la tipología que sea, si en vez de destruirlo se dedicara a respetarlo, y a conocer quién la puso allí y por qué, si además conociera un poco de la historia de sus creadores, y cuál es el principal valor de aquello que dejaron en su pueblo y por qué por ello merece la pena conservarlo y promocionarlo, sin duda sabrá como atraer a visitantes que dejarán dinero para que ese monumento sea conservado y mantenido, y para que la economía del lugar se fortalezca.

Porque el patrimonio aporta un beneficio económico tan perpetuo como el único turismo que se ha promocionado en este bendito país, o sea el turismo de sol y playa. Si un monumento dejado a la intemperie  y olvidado de todo y de todos durante siglos ha podido mantenerse, si las autoridades locales y la misma población tomaran cartas en el asunto sería un filón económico inagotable que se lograría sólo con un mínimo gesto y una inversión económica más moderada que las que se hacen para otros usos quizás más llamativos y aparentemente más prácticos.

Sin embargo todavía ni las instituciones ni la población es consciente de ello, por ello es tan importante seguir la tarea de divulgar, divulgar y mantenerse, como Pepito Grillo, hasta que el tiempo y las circunstancias produzcan un cambio de conciencia que haga que la sociedad y las instituciones nos presten sus oídos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sigue a @jmpeque

A %d blogueros les gusta esto: